César Borgia y su muerte en Viana


Infantería española del siglo XVI

El castillo de Viana protagonizó a comienzos del siglo XVI un hecho importante. Aparece en escena un personaje de renombre universal, César Borgia, hijo del papa Alejandro VI. Había huido del castillo de la Mota de Medina, en donde lo tenía prisionero Fernando el Católico, y al llegar a Navarra, en diciembre de 1506, se hizo cargo de las tropas del rey de Navarra y cuñado, don Juan. Esta acogida de César fue mal vista por Luis XII de Francia, por el papa y sobre todo por Fernando. Para entonces, se había reanudado la guerra entre el conde de Lerín y don Juan de Labrit. Al ser condenado el conde en rebeldía y sus bienes confiscados, conquistó la fortaleza de Viana.

Aquí se dirigió César Borgia, con ánimo de apuntarse un tanto a su favor, pretendiendo conquistar el castillo, defendido por el primogénito conde de Lerín. César, dueño de toda la villa, al no poder rendirla por las armas, decidió rendirla por el hambre. Pero en una noche cerrada y tormentosa, motivo por el que las guardias estuvieron descuidadas, llegaron los beamonteses, que estaban al acecho, y abastecieron de víveres a sus partidarios sitiados en el castillo. César, dándose cuenta de la burla, montó en cólera. Tomando una pequeña escolta salió en dirección a Mendavia a buscar a su enemigo Luis de Beaumont, pero en la Barranca Salada fue muerto de una lanzada en un encuentro con las tropas del astuto conde.

Era el 11 de marzo de 1507. Su cadáver fue enterrado en Santa María de Viana, en donde el rey don Juan mandó labrar un sepulcro en alabastro, hoy desaparecido, con un epitafio que decía:

"Aquí yace en poca tierra

el que toda le temía

el que la paz y la guerra

en su mano la tenía.

Oh tú, que vas a buscar

dignas cosa de loar

si tú loas lo más digno

aquí pare tu camino

no cures de más andar".
Busto a César Borgia en Viana

Actualmente una lápida en mármol blanco, frente a la puerta principal de la iglesia de Santa María, señala su sepultura: "César Borgia generalísimo de los ejércitos de Navarra y Pontificios. Muerto en campos de Viana el XI de marzo de MDVII".

Lápida de César Borgia frente a la iglesia de Santa María

Lápida de César Borgia, en el suelo frente de la portada de Santa María de Viana



V Centenario de la Muerte de César Borgia en Viana

En el año 2007 con motivo de la celebración del V Centenario de la muerte de César Borgia en Viana, se organizaron diversos actos: exposiciones, conferencias, conciertos, edición de libros y se crearon varias rutas senderistas por la localidad, una de ellas hacia la Barranca Salada, donde se colocó una lápida en el lugar en que cayó muerto César Borgia.






El Renacimiento

La intervención de Castilla en la guerra civil entre beaumonteses y agramonteses, supuso la incorporación del Reino de Navarra a la Corona de Castilla en 1512. Escudo de los Austrias en el portal de la Solana de Viana


El rey Juan de Albret llegó un 6 de mayo de 1512 a Viana, donde premió a us doce escuderos y levantó el entusiasmo en el pueblo. Poco después, en julio, tuvo lugar la invasión y conquista de Navarra por las tropas de Fernando el Católico, con el apoyo de los beamonteses, al mando del duque de Alba.

Tras capitular Pamplona, capital del Reino de Navarra, el 25 de julio, Viana se rindió pacíficamente el 15 de agosto de 1512.

El 28 de agosto de 1512, el ahora rey Fernando confirmó los fueros vianeses, entre ellos el mercado de los miércoles y la feria franca.

En 1515, por orden del cardenal Cisneros, Viana y sus aldeas fueron incorporadas al Corregimiento de Logroño.

El castillo y casa real de Viana se libraron en 1517 de la destrucción de las fortalezas navarras, ordenada por el cardenal Cisneros, por ser tenencia pertua del conde de Lerín, aliado de los castellanos. Las murallas y el Soto Galindo pasaron a propiedad de la nueva monarquía. Sin embargo, el descontento de los vianeses por su pertenencia a Castilla fue en aumento, y ante las reclamaciones y protestas de las Cortes navarras reunidas en Tudela en 1523, el emperador Carlos I reintegró de nuevo a Viana al reino de Navarra.

Supone un período donde la economía renace, se mejoran los servicios y las instituciones de la villa. Al desaparecer el clima bélico, se compran las murallas al Rey y se destinan para la construcción de nuevas viviendas. Los fosos son rellenados, los torreones se desmoronan, se rehacen los portales de entrada a la ciudad y se renuevan los de La Solana y Estella, adornándolos con las alas del águila bicéfala imperial.

El castillo (a pesar de la opinión de muchos analistas) no es destruido por orden del Cardenal Cisneros, pues fue bastión beamontés en poder del conde de Lerín aliado de Fernando el Católico. Pasa pues de tener un carácter defensivo a ocupar una posición en la administración local, remodelándose como palacio. Se crean jardines y patios, se arreglan los tejados y se adecentan los antiguos torreones de defensa convirtiéndolos en cámaras y estancias.

En esta etapa se realizan grandes reformas en la parroquia de Santa María. Se crea la girola, aumentándose el número de capillas, imitando en todo momento el estilo gótico con que se había creado el templo. Pero sobretodo destaca la nueva portada de acceso al sur del templo, de gran belleza, siendo una de las portadas más importantes del Renacimiento en Navarra.




Visita de Felipe II
Retrato de Felipe II

Una de las visitas más importantes que recibió Viana en el siglo XVI fue la de Felipe II. Iba este rey, en 1592, a las Cortes de Tarazona a causa de los disturbios provocados en Aragón por la prisión y fuga de Antonio Pérez y la ejecución de Lanuza. De paso, se dejó ver por el pueblo navarro. Contaba 75 años, estaba achacoso y enfermo de gota y le acompañaban su hija Isabel Clara Eugenia y el príncipe Felipe.

El viaje fue relatado por Enrique Cock, capitán arquero de la guardia real y escribano:


"Los días que el rey estuvo en Logroño llovió mucho... a quince de noviembre, domingo, salió la comitiva de Logroño, después de comer, y pasó con Su Magestad la puente del Ebro, y un rato adelante se ven los mojones y límites del reyno de Navarra, y acabando con Su Magestad legua y media de camino, venimos hazer
entrada en Viana, primera villa del reyno, quedando Su Magestad en su palacio. Viana tiene 500 vecinos, gente rica, y es título de los primogénitos de los reyes de Navarra. A la entrada tiene una hermosa iglesia y un portal de linda fábrica... la comarca es de mucho pan y de grande abundancia de vino bueno y barato, que puede la bodega de Viana proveer a todo el reyno de Navarra en tiempo de necesidad. Hízose en ella a Su Magestad buen recibimiento, y a la entrada de la puerta estaban pintadas las armas reales de Navarra, que es un cercado de cadenas de colorado el campo y la cadena de oro. Lunes dieciséis de noviembre, comió Su Magestad en el camino y hizo cuatro leguas a Los Arcos".






Santa María Magdalena:
Patrona de la ciudad
Busto de Santa María Magdalena, patrona de Viana


Finaliza el siglo XVI con la visita de la peste bubónica, que llegó a España desde Flandes por Santander en 1597 y se difundió por el norte de la Península. Alcanzó a Viana a primeros de julio de 1599 y se cebó tan cruelmente con la población que abundaron enfermos y muertos. Como no había oración, ni medicina, ni penitencia, ni rogativa para combatir tal azote, las autoridades civiles y eclesiáticas decidieron hacer demostraciones de pública y común religiosidad.

Acordaron elegir como único patrón de la villa al santo o santa en cuya festividad cesara la mortífera epidemia, amén de dedicarle una capilla en la iglesia. Ese día (en que no murió ningún vecino) fue un 22 de julio, día de Santa María Magdalena, y desde entonces patrona de la ciudad.

La reliquia fue traída en 1689 desde Nájera por el abad vianés José Pérez de Lanciego y el busto fue regalado desde Zaragoza por el también arzobispo vianés Francisco Añoa y Busto.







Queda prohibida la reproducción, y/o almacenamiento, difusión por cualquier método existente o por existir, de la totalidad o cualquier parte de esta página web sin la autorización escrita de los autores.


Si quieres saber más te recomendamos las publicaciones....